La caries se produce porque los ácidos que liberan algunas bacterias dañinas de nuestra boca atraviesan el esmalte del diente pudiendo llegar a la dentina.


Si no se trata a tiempo la caries puede alcanzar la pulpa, donde se encuentra el nervio, provocando irritación o dolor.


Si llegado a este punto no se trata puede provocar la pérdida del diente.


Fase 1


Se define la gravedad de la caries de acuerdo con la extensión de la superficie dañada del diente.


Fase 2


Si la caries ha penetrado el esmalte dental el tratamiento a realizar será una reconstrucción de composite.


En caso de que la caries llegue a la pulpa dental, habrá que realizar una endodoncia con el fin de retirar el nervio dañado.


Y si el daño no es reparable, es decir, no se puede reconstruir el diente de manera conservadora, se debe proceder a la extracción del mismo.
 

¿Cómo tratar la caries?


La caries tiene un origen infeccioso, por lo que el tratamiento consta de dos partes: en primer lugar, eliminar la infección y a continuación, reparar y reconstruir la pieza dental afectada para que recupere su estado normal.


El tratamiento de la caries dependerá de las estructuras que hayan sido afectadas:


  • Si sólo se ha visto afectado el esmalte, se recomienda que el paciente mejore su higiene bucodental y se le cita al cabo de un tiempo para realizar una revisión de control.


  • Si se ha visto afectado el esmalte y la dentina, se elimina en primer lugar el tejido infectado. Luego se reconstruye el diente rellenando el hueco con un composite.


  • Si la caries es profunda y afecta a la pulpa, por tanto, al nervio, el tratamiento es más complejo puesto que se debe realizar en primer lugar una endodoncia.


Factores que favorecen la aparición de caries


  • Higiene oral deficiente
  • Dieta rica en azúcares
  • Sequedad bucal


Tipos de caries


Hay diferentes tipos de caries según su localización en el diente:


  • Caries de corona: es la más frecuente  en niño, y afecta a la parte del diente que realiza la masticación.


  • Caries interproximales o interdentales: se forman en los espacios interdentales. No son fáciles de detectar por ello se recomienda realizar dos revisiones al año. Usar correctamente el hilo dental puede evitar su aparición.         
  • Caries radicular: es una de las causas más importantes de pérdida de piezas dentales. La enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis) es un factor de riesgo frente a este tipo de caries.


  • Caries recurrentes o secundarias: aparecen alrededor del borde de los empastes o coronas y fundas. La caries puede ser nueva o producirse porque han quedado restos de una caries anterior que no se ha tratado correctamente.


Tratamientos de la caries


Los tratamientos de la caries se centran primero en eliminar el motivo de la destrucción de las piezas o tejidos, intentando conservar la mayor parte del mismo, y después en reconstruir la zona dañada con soluciones como:


  • Reconstrucciones dentales: cuando la pérdida generada por el traumatismo o la afección es grande, se realizará la reconstrucción de la zona dañada. Con una resina biocompatible que se adhiere a la parte del diente sana. Actualmente los las resinas o composites tiene una muy bune estética, dando un color y una forma prácticamente idéntica al diente original.


  • Endodoncias: la endodoncia es un procedimiento que se lleva a cabo cuando la pulpa del diente está dañada y debe ser retirada. La pulpa del diente que es la parte interior que contiene los nervios y los vasos sanguíneos se elimina y después se sella el conducto para evitar la reentrada de bacterias.


  • Extracciones: una extracción dental consiste en la extirpación de un diente que es irrecuperable desde el punto de vista odontológico, o es perjudicial para la salud de la boca.

image21