La prótesis dental, fija o removible, es la opción disponible para reemplazar los dientes o la totalidad de la dentadura, que se han perdido por caries o infección que no se ha sido posible restaurar de manera conservadora, por enfermedad periodontal avanzada o por fracturas dentales y/o traumatismos.


Nuestra clínica trabaja con laboratorios dentales con muchos años de experiencia en el sector dental y con unos resultados estéticos excelentes.


  • Fase 1

    El profesional junto con el paciente adoptan por elegir la prótesis más adecuada a cada caso de manera particular.Se toma una impresión de tu boca y se envía al laboratorio protésico.
     
  • Fase 2

    Se toma una impresión de tu boca y se envía al laboratorio protésico.
     
  • Fase 3

    El odontólogo coloca unas bases con unos rodetes de cera en tu boca. A continuación realizará una serie de mediciones y modificaciones sobre la altura y forma de la cera para adecuarla a tu sonrisa, tu perfil y tu estructura facial.


  • Fase 4

    Se entrega la prótesis al paciente comprobándose la oclusión, el ajuste y la estabilidad, así como la estética.A continuación se darán unas pautas sobre el correcto mantenimiento de la prótesis y su higiene. Además, se programan las citas de revisión.


Existen dos tipos de prótesis, prótesis sobre dientes naturales y prótesis sobre implantes.


Prótesis sobre dientes naturales

 

Prótesis dental removible


Lo más frecuente, especialmente en personas de edad avanzada, es que se utilicen prótesis removibles, las conocidas como dentaduras postizas, que durante el día permiten devolver la normalidad a una boca sin dientes recuperando la masticación, estética y habla.


Se han de quitar por la noche para facilitar su limpieza.


Esta prótesis dental se diseña y construye a medida de las características y necesidades físicas de cada persona, ya que debe adaptarse perfectamente a los tejidos y la forma de los maxilares en los que se apoya, de modo que no pueda moverse o despegarse de la encía.


La utilización de las prótesis removibles requiere un periodo de adaptación a la misma por parte del paciente, además de educarle en la asunción de la responsabilidad en su cuidado y limpieza diaria.


Prótesis dental fija


La prótesis dental fija es un tipo de prótesis dental que se apoya sobre los dientes sanos que el paciente aún conserva en su boca. 


Normalmente, las prótesis parciales fijas (como también se les denomina) sustituyen a dientes perdidos adyacentes: que se encontraban juntos en la boca del paciente.


Además de las ventajas más obvias, como la recuperación de la función masticatoria y el restablecimiento de la estética de su sonrisa.


Cuando hay ausencias de dientes en la boca del paciente, las piezas que rodean al hueco del diente perdido tienden a los dientes más cercanos a moverse y ocupar dicho espacio en un corto periodo de tiempo. Esto ocasiona problemas de mordida, bruxismo, riesgo de caries y enfermedad periodontal y pérdida de espacio para confeccionar una prótesis estética y funcional.


Prótesis sobre implantes


Las prótesis sobre implantes son las coronas, puentes o prótesis completas que se colocan encima de cualquier implante osteointegrado.


Sobredentadura


Las sobredentaduras son prótesis removibles como las dentaduras postizas de toda la vida, que se anclan sobre implantes dentales. Por norma general, se necesitan menos implantes dentales que con una prótesis fija, (normalmente cuatro) y pueden estar indicadas para pacientes con mayor pérdida de tejido óseo en el maxilar.


En lugar de atornillar directamente la prótesis a los implantes, esta se fija a unos elementos, denominados barras o locators, que permiten al paciente quitársela y ponérsela como si de una prótesis removible se tratase, pero con una retención mucho mayor, en comparación con las prótesis totales sin implanes.


Prótesis fija sobre implantes


Es la de elección por parte de los profesionales, se trata de las prótesis dentales de arcada completa que se fijan atornilladas o cementadas sobre seis u ocho implantes osteointegrados.


Las prótesis fijas sobre implantes están confeccionadas con materiales que permiten obtener grandes resultados.


Las prótesis más comunes son las de metal-cerámica, con un material muy similar a la porcelana. Las coronas que se confeccionan con zirconio, permite un aspecto aún más natural y mayor resistencia al desgaste, son cada vez más populares.


Prótesis híbrida sobre implantes


Algunas prótesis se sirven del apoyo que ofrecen los implantes dentales y de la superficie de la mucosa de la encía para ajustar la prótesis. Estas prótesis van atornilladas directamente sobre los implantes y solo pueden ser extraídas por el profesional.


Estas prótesis híbridas están recomendadas sobre todo para pacientes con una reabsorción ósea considerable, producto de ausencias dentales muy antiguas. A diferencia de las prótesis fijas sobre implantes, las prótesis híbridas se fabrican con materiales acrílicos, como las dentaduras postizas convencionales.


Mantenimiento de las prótesis sobre implantes


Aunque las prótesis sobre implantes es una de las mejores opciones de tratamiento en pacientes que han perdidos sus dientes, requiere un buen mantenimiento y control por parte del paciente.


Además de una correcta higiene bucal con los elementos indicados por el profesionales, cada 6 meses o cada año, según el caso, se han de realizar higienes y/o controles para asegurarnos que la prótesis y los implantes estén en buen estado.

image2